Las obras forman parte de la actuación de “Saneamiento y Depuración de Badajoz y sus pedanías” que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ejecuta a través de la sociedad estatal Acuaes

Alumnos de la Universidad de Extremadura visitaron la EDAR de Badajoz y sus pedanías

Alumnos de la Universidad de Extremadura visitaron el pasado 17 de noviembre, la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Badajoz, que forma parte de la actuación de “Saneamiento y Depuración en Badajoz y sus pedanías”, cuyas obras están siendo ejecutadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Acuaes

La actuación se divide en tres proyectos: ampliación de la EDAR de Badajoz; ejecución de los colectores y tanques de tormentas, y la adecuación del saneamiento de las pedanías de Badajoz.

Las obras de ampliación de la EDAR tienen como objetivo tratar las aguas residuales de una población de 385.000 habitantes equivalentes, con un caudal medio de 66.000 m3/día con una posible ampliación a 100.000 m3/día en función de las necesidades.

Las obras, que comenzaron en diciembre del pasado año, está previsto que finalicen en enero del año 2016, con una inversión de 25,7 millones de euros.

Por su parte, la actuación “Colectores y tanques de tormenta” tiene como objetivo aumentar la capacidad de sus emisarios y regular el tratamiento de las aguas procedentes de la lluvia mediante tanques de tormenta.

Para ello, contempla la adecuación del colector margen izquierda de Rivillas-Calamón, en una longitud de 815 metros y 2.000 milímetros de diámetro, así como la construcción de uno nuevo en la margen izquierda del río Guadiana, de 3.800 metros de longitud y diámetros comprendidos entre los 2.200 y 3.000 milímetros.

Las obras está previsto que concluyan en diciembre de 2015 tras iniciarse en diciembre de 2013.

En relación a los vertidos generados en las pedanías de Badajoz, el objetivo es la construcción de estaciones depuradoras en Alvarado, Alcazaba, Novelda y Sagrajas, además de dos impulsiones de agua residual que irán desde la pedanía de Gévora a la EDAR de Badajoz y desde Balboa a la EDAR de Villafranco.

Tanto las depuradoras como las estaciones de bombeo contarán con tanques de tormenta para el almacenamiento de las primeras aguas contaminadas.

Las obras empezaron en marzo de 2014 y está previsto que concluyan en diciembre de 2015.

La actuación tiene una inversión total prevista de 63,1 millones de euros, que serán cofinanciados por el Ministerio, a través de Acuaes y el Fondo FEDER de la Unión Europea, y por el Ayuntamiento de Badajoz.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies