En plena disputa de las principales constructoras del mundo por ejecutar el tren de alta velocidad en México, una vez revocada la adjudicación a China Railway Construction, la española OHL ha firmado dos nuevos contratos ferroviarios en el país azteca. El presupuesto total ofrece 211 millones de euros para OHL en función de su participación en los consorcios ganadores.

Ambas obras forman parte del tren ligero que enlazará Guadalajara, capital del estado de Jalisco, con Zapopan y Tlaquepaque, ciudades del área metropolitana. El promotor de la infraestructura es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal, que calcula unos 230.000 usuarios diarios para esta línea.

Este mismo organismo ha suspendido el fallo del concurso para el que pretende ser el primer AVE de América, entre México DF y Querétaro. El Gobierno reconoce que no se ha dado plazo suficiente, desde el pasado mes de julio, para conformar las ofertas. Junto al conglomerado chino iban cuatro constructoras mexicanas y el operador galo SNCF. El concurso vuelve abrirse a finales de mes y habrá seis meses para pujar. La infraestructura, de 210 kilómetros, está valorada en 59.000 millones de pesos (3.500 millones de euros).

En el proceso se espera a OHL, que ya viene de adjudicarse un proyecto ferroviario este año en México con el primer tramo del ferrocarril interurbano que unirá Toluca con la capital federal. Con una longitud de 36 kilómetros y un presupuesto de 575 millones de euros, se trata del tramo más importante de esa línea.

OHL tiene entre sus referencias obra ferroviaria en Arabia, Rusia o Turquía, al margen de España. Su presidente, Juan Miguel Villar Mir, suele recordar que se trata de la única empresa española con experiencia internacional en alta velocidad.

En cuanto a los nuevos contratos ganados en México, el primero de ellos ha sido adjudicado ante empresas como Mota Engil e ICA. Consiste en la construcción de un viaducto de 6,7 kilómetros para el tren ligero de Guadalajara, con un presupuesto de 97 millones de euros.

Esta actuación, en el tramo denominado Viaducto 2, incluye seis estaciones elevadas, con andenes de 75 metros de longitud y 15 metros de ancho. El viaducto irá apoyado sobre 184 columnas y tendrá una altura mínima de 6 metros. El proyecto inicial destacaba este tramo por ser nudo de conexión con líneas de autobús.

El segundo contrato asciende a 376 millones y OHL lo ha obtenido con el fabricante Alstom y frente a la oferta de la española CAF. El encargo incluye el suministro y puesta en marcha de 18 trenes eléctricos, la señalización, sistemas de comunicaciones, construcción del centro de control, los sistemas de energía y edificios técnicos.

La parte correspondiente a OHL asciende a 113,8 millones. Su filial Constructora de Proyectos Viales en México se encargará de ejecutar la superestructura civil, que abarca desde la instalación de la vía y la ejecución del drenaje hasta las canalizaciones transversales. También instalará la catenaria, los equipos de baja tensión y alumbrado, los sistemas de climatización o levantará dos subestaciones de alta tensión.

La línea 3 de tren ligero, Zapopán-Guadalajara-Tlaquepaque, tendrá una longitud total de 20,9 kilómetros, repartidos entre 18 estaciones. De estas últimas, 13 serán elevadas en viaducto y cinco subterráneas.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies