Metro ligero de Sidney. | SYDNEY LIGHT RAIL

Australia está siendo el mercado que mejores noticias ha dejado para Acciona en el último mes. Dos contratos en los que participa la española suman un monto de 4.800 millones de euros. El último, anunciado ayer, supondrá la construcción y posterior explotación del metro ligero de Sidney por 1.100 millones de euros.

El Gobierno del Estado de Nueva Gales del Sur, donde se encuentra la ciudad australiana, fue el encargado de anunciar el acuerdo. La compañía española participará junto a Alstom y el fondo Capella Capital.

El proyecto comprende un tramo de 12 kilómetros de longitud entre el centro de negocios de Sidney con el sureste de la ciudad. La ministra de Transporte del Estado, Gladys Brejiklian, afirmó en un comunicado que este acuerdo es “una gran victoria” para los usuarios.

Las razones por las que se ha optado por el consorcio conocido como Connecting Sidney son especialmente la mayor capacidad de pasajeros y el menor tiempo de obras necesarias para llevarlo a cabo, según informó el Gobierno Estatal. En concreto, permitirá un 50% más de usuarios que los 9.000 a la hora planeados en el proyecto inicial trazado por las autoridades.
El contrato contempla también que el consorcio opere y se encargue del mantenimiento de la otra línea de tren ligero Inner West Light Rail (L1), que conecta West Inner con Dulwich Hill.

Los plazos que baraja esta oferta son menores, sobre todo en su paso por George Street, una de las principales arterias del tráfico de la ciudad. “Esto minimiza el impacto en la comunidad”, explicó Brejiklian. Parte de los trabajos preparatorios ya comenzaron en agosto de 2014, a la espera de conocerse la oferta seleccionada en el concurso público.

Vista del proyecto del metro ligero de Sidney

El acuerdo todavía no se encuentra completamente cerrado, a la espera de algunos detalles comerciales. La responsable de Transportes de la región espera que éste se cierre “en las próximas semanas”.

Beneficio de 2.800 millones

La entrada en funcionamiento de la línea de metro ligero supondría al Estado un beneficio de más de 2.800 millones de euros. El proyecto es “clave” para el Gobierno estatal puesto que su arranque permitiría sustituir a un buen número de autobuses del distrito central. Espera, además, desincentivar el uso del vehículo privado.

Las autoridades de Nueva Gales del Sur recuerdan, sin embargo, que el proyecto ha sufrido cambios desde que se abriera a concurso, lo que obliga a Connecting Sidney a modificar algunos aspectos de su oferta. El Gobierno espera que el proceso se de por concluido antes de final de año para poder comenzar las obras a principios de 2015.

El proyecto de construcción de esta línea fue aprobado el 4 de junio de este año y se espera que esté operativo entre 2019 y 2020. La primera línea del metro ligero de Sidney fue inaugurada en marzo de este año. La segunda será la que construirá y explotará Acciona. Ambas forman parte de un gran proyecto para reducir el tráfico de la ciudad.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies